10 reglas para generar (buen) contenido como Community Manager

¿Puede cualquiera llegar a ser un buen gestor de contenidos online? En este post te desvelo las claves para descubrir y potenciar tus habilidades como desarrollador de estrategias digitales. Puedes aplicar este decálogo a cualquier tipo de acción, ¿te animas a probar? 😉

1. Analizar

En primer lugar, debemos detenernos a hacer una pequeña reflexión acerca de los objetivos que queremos conseguir. ¿Qué pretendo? Puede ser escribir un post interesante y útil para mi comunidad, pasando por publicar un tweet que capte su atención y despierte su interés por nosotros o nuestro producto, hasta desarrollar el contenido de una web de temática específica. ¿Qué quiero conseguir?, ¿Cuál es mi objetivo?

12227910115_d7f9226fcf_z2. Identificar

Toda vez que tengamos nuestro objetivo definido, tenemos que preguntarnos cómo podemos conseguirlo. ¿Cómo conseguir generar un contenido interesante, útil y atractivo para nuestra comunidad? Para responder a esta pregunta te será de gran ayuda plantearte otra cuestión (sí, muy ‘a la gallega’), como es: ¿Qué le interesa a mi público objetivo?

3. Concretar

¡Bien! Ya tenemos un objetivo identificado y una estrategia definida, pero seguro que hemos encontrado un millón de ideas que puedan resultarles interesantes, útiles y atractivas a nuestro público, ¿verdad? Llega aquí el turno de filtrar aquellas que nos resulten imprescindibles, ‘de libro’, para entendernos. Es fácil que nuestra comunidad no disponga del tiempo necesario para leer todas y cada una de nuestra tormenta de ideas, con su correspondiente desarrollo… Vamos a hacer un ejercicio para intentar potenciar nuestra capacidad de síntesis y practicidad.

4. Enfocar

Puede haber tantos enfoques como tipos de público tengamos. No hay que perder de vista a quién nos estamos dirigiendo, ni por qué medio vamos a llegar a él, dónde nos van a encontrar, ¿nuestra aportación es de índole profesional o quizá obedezca a satisfacer una inquietud personal? Trataremos de conseguir ese encuadre que busca nuestro lector. Un lenguaje más o menos sencillo, empleando jerga o terminología aplicable al sector al que nos dirijamos, un contenido serio o con algún guiño de complicidad hacia nuestra comunidad conseguirá que se sienta más o menos identificada y, lo más importante, ¡que quiera volver a por más contenido!.

5. Desarrollar

¡Manos a la obra! Llega el momento más temido, el síndrome del papel en blanco… No hay que condicionarse ni obsesionarse. ¿Un truquito? Pon en funcionamiento tu fábrica de ideas y plásmalas en ese papel, verás qué poco tiempo dura en blanco… A partir de ahí, desarrolla cada una de esas ideas de forma ordenada, argumentando muy bien y justificando la razón por la que hay que tenerlas en cuenta.

6. Ofrecer

Siempre, siempre, siempre… Lo mejor de nosotros mismos, por muchas razones: por el simple gusto de la satisfacción que da el resultado de las cosas bien hechas, porque no hay que ‘hacer por hacer’ y porque eso se nota, y porque ¡no sabemos quién puede llegar a leernos! No se trata de generar falsas expectativas pero estaremos de acuerdo en que no queremos generar un contenido mediocre, ¿no? 😉

7. Crear

Aunque tengamos claros todos los pasos anteriores, no tenemos que subestimar el proceso de darle forma a todas esas aportaciones que ya hemos desarrollado. Tómate tu tiempo para analizar cómo quieres transmitir cada una de ellas, recuerda que se trata de generar un contenido de calidad. No escribas cansado (tus palabras son capaces de reflejar tu estado de ánimo, aunque tú no lo percibas), ni pensando en otras miles de cosas que tienes que hacer: prepara una taza de té, céntrate y hazlo. Y si crees que no es el mejor momento, fenomenal: es genial saber identificarlo y muy inteligente enfocar tu energía en otra tarea en la que resultes más productivo, y afrontar ésta cuando estés relajado y dispuesto.

8. Personalizar

Independientemente de que nuestra acción o nuestro texto lleve nuestra firma, todos tenemos un sello personal, algo que nos identifica y que puede ligarnos y llegar a trasmitir más de nosotros mediante colores, tipo de fuentes, imágenes con las que ilustremos nuestra publicación… Recuerda que todas estas acciones, por simples que parezcan, también dicen mucho acerca de nosotros, de nuestro estado de ánimo y de nuestra profesionalidad, aunque se trate de un contenido más informal, como hemos señalado en el punto 4.

9. Revisar

Una vez que tengamos nuestro contenido listo, no hay que olvidar revisarlo varias veces (sí, has leído bien). Ni qué decir tiene (y por eso prefiero pasar de puntillas sobre) la cuestión de las faltas de ortografía, ¿verdad? Estupendo. Tengamos en cuenta de que cuando tenemos nuestro trabajo casi terminado, la persona menos objetiva a la hora de juzgar ese contenido somos nosotros mismos (¿habéis oído a muchas madres decir que sus hijos son feos?). Por esta razón, no debemos precipitarnos a la hora de publicar: leamos varias veces, estemos abiertos a realizar cambios y a enriquecer partes que consideremos que tienen un contenido un poco más débil del esperado. Releer al día siguiente es fundamental. Si conseguimos engañar a alguien con criterio y de nuestra confianza para que nos dé su opinión antes de publicar, sería ideal.

ejercicio6a10. Compartir

¿Recordáis aquello de “compartir es vivir”? Pues aquí en las redes sociales, lo mismo. Por una cuestión de profesionalidad y de relaciones públicas, trataremos de dar difusión a nuestro contenido por todos los canales que se nos ocurran (siempre y cuando tenga cabida en ellos, claro). Porque cuántas veces hemos utilizado contenido de internet que otros han colgado de forma ‘desinteresada’, y porque lo que escribamos, guardado, nunca valdrá tanto como compartido.

¿Te ha parecido interesante este post? ¿Te ha resultado de utilidad? ¡Déjame tus comentarios y ayúdame a mejorar!

Si crees que puedo ayudarte ampliando con mayor detenimiento cualquiera de los puntos de los que he hablado, no dudes en escribirme a margaritalopezrrr@gmail.com.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s